ESP  ENG 
Carrito 0

Una temporada consciente: en busca del equilibrio perfecto

"¿CÓMO creamos esa postura perfecta sin hacer ningún esfuerzo?"

Seamos sinceros, la postura durante la práctica del esquí náutico no surge de forma natural. Si lo analizamos desde una perspectiva holística, me atrevería a decir que lo mismo ocurre con cualquier cosa que venga de forma natural en la vida. Por ello, seamos realistas, hay que trabajar mucho para que parezca natural y sencillo.

Entonces, la pregunta es: ¿CÓMO creamos esa postura perfecta sin hacer ningún esfuerzo?

La postura perfecta para practicar este deporte se basa en estas 3 ELEMENTOS:

1. MENTE
2. CUERPO
3. ESPÍRITU

La interacción de estos tres elementos no solo define lo que hacemos y cómo lo hacemos, sino también la forma en que puede impulsar nuestro bienestar emocional, nuestras sensaciones físicas, y nuestro propósito consciente. Esta colaboración crea la alineación (o, en muchos casos, la falta de la misma) que define la calidad de nuestras vidas o, en el caso del esquí acuático, la calidad, también llamada rendimiento, de nuestra forma de esquiar.

Practicamos técnicas innovadoras (control del Cuerpo); nos centramos en el momento adecuado para hacer lo correcto (Mente); solemos inspirarnos para encontrar la motivación y perspectivas optimistas (Espíritu). Aun así, todos lo hemos experimentado alguna vez en el agua: las acciones suelen superar nuestras intenciones de forma natural. Quizá por eso amamos este deporte, ¿no es así? Somos capaces de gestionar la reacción corporal, el control mental sobre la distracción de los pensamientos/emociones, junto con la falta de tiempo para procesar qué está ocurriendo (demasiado rápido, demasiado cansado, demasiados factores externos: agua, tiempo, conductor, etc.). Aquí radica la belleza/brutalidad de nuestro deporte: lo que hacemos en el agua parece algo fácil y, a la vez, consciente. 

 A medida que mejoramos nuestra forma de esquiar a lo largo del tiempo, mejoramos en el control de nuestro cuerpo y nuestra mente cuando estamos en el agua, e incluso mejoramos a la hora de prepararnos para rendir en momentos específicos durante la temporada. Sin embargo, hay algo en todo esto que resulta irónico: cuanto más tratemos de controlar la alineación Mente-Cuerpo-Espíritu, más difícil nos resultará conseguirla. Suele ser cuando dejamos de pensar demasiado, de intentarlo demasiado, de practicar demasiado, cuando simplemente estamos ahí, cuando obtenemos los mejores resultados. Cuando nos resulta realmente «natural».

Ser capaz de concentrarse de forma consciente en equilibrar la conexión Mente-Cuerpo-Espíritu mientras te dejas llevar esquiando es un arte que requiere habilidad. ¿Y cuál es la madre de todas las habilidades?

La práctica.

Darse cuenta de que el esquí es, de forma predominante, la acción sobre la intención, alude a la importancia de practicar fuera del agua. ¿Cuál es la mejor actividad para desarrollar y condicionar esta alineación a la vez? 

EL YOGA
Es una de las pocas actividades (por no decir la única) que te brindará la oportunidad de controlar y fortalecer tu cuerpo de forma consciente, desarrollar tus pensamientos y a la vez avivar tu espíritu. Parece demasiado bueno para ser verdad, ¿no crees? Cada vez son más los esquiadores que recurren al poder de esta singular práctica para pulir la compatibilidad interna-externa con el esquí como objetivo final. ¿Será esta la práctica adecuada para ti? ¡Pruébalo! Echa también un vistazo a www.gatheryoga.com para descubrir más vídeos con profesores increíbles en todo el mundo.  

A lo largo de los próximos meses, ofreceremos en este blog tres series de vídeos de yoga para ayudarte a desarrollar esta alineación. ¿Estás preparado para convertirte en una versión más fuerte de ti mismo dentro y fuera del agua? En ese caso, vamos por ello:

1.a serie: Comienzo de la temporada: Fortalece tu Cuerpo y desarrolla tu Mente.

2.a serie: Mitad de temporada: Mantén tu Cuerpo en buen estado de salud y encuentra una motivación para seguir adelante (Espíritu).

3.a serie: Final de la temporada: Restaura y protege tu Cuerpo, Mente y Espíritu. 

¡Es el inicio de la temporada y el agua te está llamando!

 

1.ª SERIE: COMIENZA LA TEMPORADA
Esta es una secuencia para prepararte para tu próxima esquiada, estiramiento dinámico y . Para cada uno de estos movimientos, trabaja en intervalos de 30 segundos y repítelos de 3 a 5 veces. Para hacerla una secuencia de entrenamiento más completa añade un minuto de cardio entre cada ejercicio.

 

 

Movimiento 1: Saludos al sol
De pie, con los pies y las piernas juntos, la columna estirada y relajada. los brazos estirados hacía el sol. Inhalar profundamente y exhalar llevando las palmas hacía el suelo. Paso de las piernas hacia atrás para acabar en posición de plancha. Mantén la columna vertebral y las piernas en linea recta. 
Baja lentamente flexionando los brazos, como en un push up * Asegurate de mantener los hombros a la altura de los codos NO INFERIOR *. Tiramos de la cadera hacía el cielo y llevamos todo el cuerpo hacía atrás apoyando las plantas de los pies a la postura de perro cabeza abajo. Da un paso adelante y colocate de pie otra vez. Repetir la serie 3 veces.




Movimiento 2: Zancadas con salto
Comienza en posición de zancada, con un pie al frente y otro atrás, las manos en las caderas, el torso derecho y las rodillas flexionadas formando un ángulo de 90. Saca pecho y baja la rodilla trasera hacia el suelo para estar en posición de zancada mientras mantienes la espinilla de la pierna delantera lo más vertical que sea posible.Abalánzate con fuerza desde el suelo, saltando y cambiando la posición de las piernas a mitad de salto, y cayendo en posición de zancada con la pierna opuesta por delante. Repite el movimiento, alternando la posición de las piernas en cada salto.




Movimiento 3: Sentadilla con salto
Ponte de pie con los pies separados a la distancia de los hombros y baja a la posición de sentadilla. Contrae el abdomen y levanta las caderas de forma explosiva saltando lo más alto que puedas. Asegúrate de impulsarte con los talones y no con los dedos del pie. Al caer, haz una sentadilla inmediatamente y vuelve a saltar.




Movimiento 4: "V" invertida con saltos
En posición de V invertida, realizar saltos a pies juntos de un lado a otro. Mantener los hombros fuertes durante el ejercicio y en el momento de impulsar las piernas, mantener los pies juntos y piernas fuertes.




Movimiento 5: Oblicuos en posición de sentadilla con piernas abiertas
Posición de sentadilla con piernas abiertas, tus manos entrelazadas detrás de la cabeza. Mantente en la sentadilla profunda y alternadamente toca con el codo la rodilla. En la transición de un lado a otro, intenta mantener el pecho recto y abierto con los codos bien extendidos.




Movimiento 6: Relajación en posición de loto
Sentado con piernas cruzadas y espalda recta busca una posición cómoda para ti. Usa toda tu capacidad pulmonar para inhalar y exhalar completamente todo el aire. Relaja tu mente concentrándote únicamente en controlar tu respiración. 

 

Aunque no son posturas "tradicionales" de yoga, estos movimientos son todas las expresiones de yoga adaptadas para el calentamiento antes de esquiar.

Espero que os sirva de ayuda.

 

Nat & Fred Halt
Residen en Charleston, Carolina del Sur con sus hijos Nash y Ford. Cuando Fred no está en el agua entrenando, sigue desarrollando su negocio de coaching. Por otro lado, Natalie retirada ya del esquí profesional compagina el criar a sus hijos con su negocio online para profesores de Yoga, GatherYoga.com.



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados