ESP  ENG 
Carrito 0

Crea un plan para 2016

"Si no tienes un plan, tu plan es fallar"

Esta potente afirmación puede ser trasladada a todos los aspectos de tu vida, pero por ahora vamos a aplicarlo a conseguir que este año mejores en tus logros en el agua. Fijar metas y elaborar un plan para alcanzarlas es como escoger un destino para las vacaciones e imprimir un mapa con la mejor ruta para llegar hasta allí. Si te despertases el primer día de las vacaciones sin tener ni idea de adónde vas y simplemente subieses al coche y empezases a conducir, perderías mucho más tiempo tomando decisiones y cambiando de dirección para tratar de averiguar qué quieres y la mejor manera de llegar. He visto año tras año a muchos esquiadores entrenar y participar en competiciones sin ningún propósito que terminan sin alcanzar el éxito que desean o esperan. Obviamente, como en cualquier otro viaje, se producen retrasos inesperados y pueden surgir cosas que frenen tu progreso, al fin y al cabo somos humanos, pero si sigues los siguientes pasos, creo que te darás cuenta de que puedes alcanzar tus metas más rápido y de que es más fácil mantenerte por el buen camino durante toda la temporada.

 Fijar las objetivos: ¡Di que quieres! Escoge una marca, una distancia, un resultado en competición o incluso un título y escríbelo. Pon de manifiesto tu compromiso marcando este objetivo como tu obsesión. Los límites se establecen primero en la mente, mucho antes de realizar ninguna acción. Fíjate unas metas elevadas y olvida lo que consideras un "progeso normal".

Elige competiciones: Piensa en tu temporada como un todo y selecciona tus competiciones más importantes en primer lugar y después, las menos importantes. Identifícalas por la importancia que tienen para alcanzar tu objetivo. Algunas pueden servir como "preambulo" para competiciones de mayor importancia, asi que analiza tus resultados. Tal vez si tu objetivo es competir por primera vez, dedica un tiempo considerable a entrenar para intentar controlar tus nervios y para ello elige un lago agradable y un campeonato en el que haya un buen ambiente para que tu primera experiencia sea increíble.

Elabora una lista con los aspectos que necesitas mejorar: Este paso es muy importante. Se sincero contigo mismo y no dejes de contemplar ningún aspecto técnico, táctico, físico, equipo, dieta, compañeros de entrenamiento, lago para entrenar y, por supuesto, el tiempo que tienes que dedicar a tu objetivo. Descuidar cualquiera de estos aspectos puede frenarte y hacer que fracases en la consecución de tu objetivo asi que es muy importante que seas muy sincero contigo mismo. Este paso debe ayudarte a conseguir tu meta.

Vision realista: Ponerse un objetivo está muy bien, pero para ello es importante entender qué hace falta para lograrlo. Decir que quieres ser Campeón del Mundo es un gran objetivo, pero ¿qué es necesario para conseguirlo? Intenta analizar las distintas variables que hagan posible alcanzar tus metas. Si están relacionadas con el lugar de la competición, con la clasificación en una competición, si tienen que ver con aprender algunas figuras, un salto o una pasada con cuerda corta. En este caso la ignorancia no es ninguna bendición. ¡Asegurate de saber a lo que te enfrentas!

Controles y equilibrio: Asumir responsabilidades es clave para el éxito. Ser responsable de tus afirmaciones es lo que las convierte en realidad. Fija puntos de control en tu Calendario para asegurarte de que vas por buen camino. Si es así, genial, y si no, vuelve al paso 3 para ver si te has dejado algo. Si en un punto de control vas muy por delante, tal vez tengas que ajustar tu objetivo final. Por ejemplo, si quieres pasar el 10.75m en el Campeonato Nacional de Agosto, busca un par de torneos durante el mes anterior con el propósito de conseguirlo. Dos meses antes, tendrías que tener consolidado el 11.25m. Estos logros son de gran motivación y además te mantendrán alerta. 

Céntrate en el proceso: Mantenerse centrado en el proceso y no en el resultado es una de las tareas más difíciles que tenemos que hacer como seres humanos. A menudo, estamos tan concentrados y enfocados en alcanzar la meta, que empezamos a centrarnos en el resultado. Es muy importante mantenerse centrado en la rutina diaria, confiar en tu plan y mantener tus esfuerzos dirigidos a la tarea en cuestión. No puedes ganar el Campeonato del Mundo un mes antes del evento. Ni siquiera puedes ganar el Mundial en la ronda preliminar, pero sí puedes perderlo. Mantenerse centrado en el proceso ayuda a que la mente esté tranquila y permite que nos concentremos en aquello que está bajo nuestro control.

Espero que este plan te ayude a conseguir tus objetivos en el agua. 

 

Matt Rini



Publicación más antigua Publicación más reciente


  • Ana en

    Qué interesante!!!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados